Estudiantes de LAUSD reciben computadoras

Published by La Opinión. Written by  Marvelia Alpízar. Spanish only. Roxanna Valtierra recién tuvo su primera computadora al cursar el último año de preparatoria. Por eso se sintió feliz de ver que su hermana Dulce, estudiante de sexto grado, iba a contar con una en sexto grado, donada por la escuela chárter a la cual...

Published by La Opinión. Written by  Marvelia Alpízar. Spanish only.

Roxanna Valtierra recién tuvo su primera computadora al cursar el último año de preparatoria. Por eso se sintió feliz de ver que su hermana Dulce, estudiante de sexto grado, iba a contar con una en sexto grado, donada por la escuela chárter a la cual asiste.

"Todavía no puedo creer que esta computadora será para ella", dijo Roxanna, quien ahora cursa tercer año de Biología en Cal State Los Ángeles, señalando la computadora. "Yo tenía que ir a la biblioteca, quedarme después de la escuela o ir a la casa de una amiga para poder hacer mis tareas. Me parece muy bueno que ella no tenga que hacer lo mismo que yo", añadió Roxanna.

"Es formidable poder tener mi propia computadora, para poder usarla en mis tareas y poder navegar en páginas web", dijo Dulce, quien formó parte del grupo de 103 estudiantes de sexto grado de la Escuela Secundaria Chárter Monseñor Oscar Romero que ayer recibieron una computadora a través del programa CFY. El 98 por ciento de los estudiantes de esa escuela son de origen latino.

La Escuela Secundaria Chárter Monseñor Oscar Romero, administrada por el Instituto de Política Juvenil (Youth Policy Institute , YPI), es una de las 16 escuelas pertenecientes al Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) que participa por tercer año consecutivo año en el programa de CFY. CFY es una organización nacional sin fines de lucro que proporciona ayuda académica a estudiantes provenientes de familias de bajos recursos económicos, mediante una plataforma educativa que involucra a los maestros, estudiantes y sus familias. Desde su inicio de operaciones en Los Ángeles, en el año 2008, ha proporcionado ayuda a unas 14,000 familias en más de 30 escuelas.

"Para nosotros, la computadora es solo el primer paso en el comienzo de nuestra asociación con la escuela. No es la computadora lo que realmente importa sino lo que las familias hacen con ellas", dijo Neil Spears, codirector de CFY Los Ángeles. "Instalamos programas educativos en las computadoras y entrenamos a las familias a usarlas para ayudar a sus hijos".

Además de las computadoras, denominadas "Centros de Aprendizaje en el Hogar" por CFY, los estudiantes acompañados de uno de sus padres o hermano mayor, recibieron entrenamiento de cómo instalarlas en casa y sobre el uso de diversos programa utilizados en la escuela para reforzar el proceso de aprendizaje, tales como el portal educativo PowerMyLearning, al cual se puede tener acceso por internet.

De acuerdo con directivos de la escuela, durante los tres años en que la escuela chárter Monseñor Oscar Romero ha participado en el programa, el Índice de Desempeño Académico (API) ha mejorado en un 68.8 por ciento, especialmente en la materia de inglés. "Es uno de los programas fundamentales que tenemos durante el año escolar y nos ayuda a cumplir con nuestras metas académicas", dijo Nora Sandoval, directora de operaciones de la escuela. "Pero lo mejor de este programa es la ayuda que le proporciona a los padres al darles las herramientas que ellos necesitan para ayudar a sus hijos", añadió.

Los padres asistentes al taller se mostraban satisfechos de la oportunidad que les brindaba la escuela y el CFY para apoyar a sus hijos en su proceso de aprendizaje. Además de este taller inicial, también otros entrenamientos durante el año escolar que los prepara para ayudar a sus hijos en su desempeño académico.

De acuerdo con estadísticas divulgadas por CFY Los Ángeles, recabadas a través de encuestas realizadas entre septiembre de 2011 y mayo de 2012, el 86.3 por ciento de los padres se siente más seguro de poder colaborar con el aprendizaje de sus hijos después de asistir a un taller dictado por ellos.

"Es muy importante para mi hijo que le hayan dado una computadora porque a veces, por razones de la economía, no podemos comprarles todo", dijo Vilma Aguilar, cuyo hijo, Omar, usaba su teléfono celular para navegar en el internet para poder hacer sus tareas. "Pero también es bueno que nos hayan dado esta orientación a los padres porque a veces uno sabe un poquito de computadoras pero como va avanzando día con día y por eso debemos, como padres, involucrarnos en el aprendizaje de cómo usar la computadora".

Be the first to comment

Please check your e-mail for a link to activate your account.

Volunteer Donate Contact

Get Updates